Presencia de las empresas en Internet

Un error bastante habitual si nos quedamos únicamente con los números derivados de estas estadísticas sería asumir que todas estas empresas están presentando adecuadamente sus negocios en la red. Por supuesto que debemos valorar como un hecho positivo que las empresas se estén decidiendo a dar pasos dentro del mundo digital pero… ¿realmente cuántas de ellas proyectan sus páginas corporativas como meros espacios estáticos, pétreos y ornamentales? Desafortunadamente, muchísimas más de las debidas.

Para un autónomo o una Pyme mantener una presencia online viva es un esfuerzo que en la mayoría de los casos ni se puede ni se quiere afrontar así que, al menos mientras no descubran las verdaderas razones (fidelización de clientes, creación de valor añadido a través del concepto de “marca”, sondeo de nichos de mercado, implicación del usuario final en el proceso de diseño/testeo de productos, mejoras del servicio postventa, etc…) por las que aportar servicios y contenidos de calidad puede favorecer a sus negocios, ésta será una batalla perdida de antemano.

Según parece, todavía hoy muchos no son conscientes de que la web es un medio lo suficientemente global como para reforzar las ventas locales en el que David hace caer de rodillas una vez tras otra a Goliath. A base de educación y demostraciones de casos de éxito reales es seguro que todos estos prejuicios poco a poco irán cayendo pero, hoy por hoy, la inmensa mayoría de las empresas españolas todavía conciben la web como un medio unidireccional y perenne.

Las empresas españolas por debajo de la media europea en presencia ‘online’ – elEconomista.es